Te propongo un viaje…

Si eres un emprendedor, te habrás planteado qué productos o servicios ofrecer o qué decir para venderlos. 

Y eso está genial. De hecho, es a lo que me dedico. 

Pero esa es solo una de las tres patas que hará que tu negocio funcione. 

Las otras dos son igual de importantes y tienen que ver con dos temas que igual ni te has planteado: conocerte y cuidarte. O lo que es lo mismo: saber quién eres y qué quieres, y priorizar tu bienestar cada día.

¿Y qué tiene que ver esto con los negocios? Bajo mi punto de vista, mucho. 

Para empezar, el cementerio está lleno de tipos ricos que nunca se preocuparon por cuidarse. Igual que el mundo está lleno de personas que no tienen ni idea de quiénes son o de por qué hacen lo que hacen en sus vidas y en sus negocios.

A ver, todos estamos un poco perdidos. Iluminados de verdad, pocos…

El problema viene cuando normalizamos tener más días malos que buenos o ir como pollos sin cabeza sin pararnos a pensar en lo que estamos haciendo.

La verdad es esta: si no te conoces y no te cuidas, ni tú ni tu negocio crecerán. No al menos tanto como podrían. Y además, no disfrutarás por el camino, que al final de la película, es de lo que se trata: 

De disfrutar de tu vida y de tu emprendimiento.

Para eso estoy aquí: para ayudarte a conocerte mejor y a cuidarte más, al tiempo que trabajamos en tu comunicación para diferenciarte y vender.

Ese es el viaje que te propongo y tiene 3 paradas:

 

Primera parada: CONOCERTE BIEN

Tú eres tu marca. Pero dime algo: ¿cómo vas a comunicar diferente si no te conoces?

Conocerte es la base de todo: saber quién eres y qué quieres, cuáles son tus fortalezas y debilidades, por qué y para qué haces lo que haces, cuál es tu propósito…

En fin, ya sabes por donde voy. Cuestiones densas, sí, pero son las que te darán las respuestas que más claras debes tener.

Aquí vas a encontrar herramientas e información para dejar de ser un desconocido para ti, dejar de seguir a otros sin cuestionarte si eso es lo que quieres de verdad. Vamos a hacernos preguntas incómodas para llegar a las respuestas que necesitamos.

 

Segunda parada: CUIDARTE MÁS

Lo de cuidarte es más sencillo aún de entender: tú eres tu negocio. Si tú no estás bien, tu negocio no estará bien. Y más tarde o más temprano, te acabarás quemando. 

Si no te alimentas bien, no descansas, no te mueves ni mantienes a raya el estrés… ¿te imaginas lo que pasará? Pues eso: tú vas primero (algo que se nos olvida muy a menudo a los emprendedores…).

Aquí vas a saber cómo cuidarte, qué cosas te hacen bien y cómo incorporarlas sin grandes esfuerzos, paso a paso pero sin dejar de caminar hacia tu bienestar.

 

Tercera parada: COMUNICAR MEJOR

Da igual que seas hostelero, inversor de bolsa o que tengas una tienda de ropa: necesitas comunicar de manera diferente y efectiva para llegar a esas personas que necesitan lo que tú tienes.

Aquí aprenderás cómo hacerlo, cómo diferenciarte con una historia de marca única y unos textos de venta que cumplan con su objetivo

A eso es a lo que me dedico y en lo que puedo ayudarte. Ese es mi territorio. 

No soy ninguna especialista en autoconocimiento y bienestar, pero sí lo soy en buscar información y profesionales especialistas en esos temas y ofrecerte todo eso de manera práctica, sencilla y accionable para que te conozcas mejor y te cuides más.

 

Eso es lo que te espera si te quedas por aquí.

Cuando hayas llegado a ese punto en el que te conoces, te cuidas y comunicas desde eso que te hace único, ¿habrás llegado a tu destino final?

Para nada. Este viaje no acaba nunca, y eso es lo mejor de todo. 

Se trata de disfrutarlo como lo que es: tu vida, el mejor viaje que harás nunca.

 

En breve, arrancamos…